Resultan evidentes las diferencias entre un asesoramiento de índole preventivo y otro que pretenda resolver un conflicto puntual, más o menos importante, en sentido estricto.

 

Así las cosas, en lo que a esto concierne, y cuando de prestar servicios de Legal Management se trata, dichas cuestiones deben matizarse.

 

La Naturaleza Continuada de los Procesos de Legal Management

 

Por de pronto, los procesos de Legal Management son, o lo suelen ser, de prestación continuada, es decir, no empiezan y acaban de forma puntual sino que tienen, o por lo general implican, un devengo temporal más amplio además de multidisciplinar. Ello provoca que en todo proceso de Legal Management se den situaciones o controversias que hay que negociar y solventar al momento (dependiendo por supuesto del tipo de Proyecto de que se trate).

 

La Resolución de Conflictos en el Legal Management

 

Lo anterior determina por tanto que sí, que puede afirmarse que la resolución de conflictos forma parte del día a día del Legal Manager, no siendo ello una excepción en esta práctica y particular manera de prestar servicios legales.

Dicho lo cual, ¿qué tipo de conflictos pueden surgir o a qué controversias se enfrenta de manera más usual un legal manager que presta un servicio regular a una empresa?

 

La Naturaleza Puntual de los Conflictos en el Legal Management

 

Lo cierto es que los conflictos a tramitar en un proceso de Legal Management son más puntuales y se suceden en función del devenir del Proyecto propiamente dicho, pudiendo ser los mismos más o menos serios, pero en todo caso de gestión inmediata a los efectos de que el objeto de la gestión legal, esto es, el asunto principal, no se vea alterado no solo en relación con la consecución de aquello que lo motiva sino también respecto del escenario temporal que se haya acordado previamente.

En otras palabras, la disputa surge durante el Proyecto, y no es algo conocido de antemano que exija la contratación de un asesor que preste un servicio vinculado directamente al conflicto con todo lo que ello exige y conlleva, en el entendido de que el conflicto en este caso es simplemente una piedra en el camino de la que hay que ocuparse.

 

Abordar Conflictos en Legal Management

 

No por ser lo anterior así el Legal Manager debe dejar de aplicar las técnicas de negociación clásicas, o no tan clásicas, según el caso, en la resolución de toda disputa, pero es evidente, por todo lo que se ha expresado con carácter previo, que la interactuación con los conflictos o las disputas en un proceso de Legal Management difiere de la que se da en una controversia al uso en la que el asesor es contratado directamente para desbloquearla.

 

Conclusion

 

si su Legal Manager está acostumbrado a negociar, resolver y en consecuencia a desbloquear disputas, mejor, ya que dicha práctica se realizará siempre teniendo en cuenta los aspectos comerciales y de negocio del cliente y por lo tanto el objetivo final que ha motivado la contratación del legal manager, en el entendido de que esto último constituye un todo que el legal manager debe solventar de forma integral y con una visión global.

Contact Us

X